El plan de acción para el cumplimiento de la sentencia se construye entre las entidades del orden nacional, los entes territoriales y las comunidades asentadas en las riberas del río Atrato.

Bogotá, D.C. Abril 17 de 2018. (MADS). En el marco del cumplimiento de la sentencia T-622, que declara al río Atrato como sujeto de derechos, se sostuvo una reunión de alto nivel con las entidades que encabezan el cumplimiento de la orden octava, que se refiere a los estudios epidemiológicos y toxicológicos y que ordena la construcción de una línea base de indicadores en la zona hidrográfica Atrato-Darién.

Los ministerios de Ambiente, Salud, Instituto Nacional de Salud, Codechocó y Corpourabá, como responsables de la orden, se reunieron para “presentar un protocolo con las especificaciones relacionadas con la realización de los estudios epidemiológicos y toxicológicos y además el sector ambiente presentó los indicadores ambientales”, explicó Willer Guevara, viceministro de políticas y normalización ambiental del Ministerio de Ambiente.

En la mesa de trabajo se presentó un documento conjunto de los indicadores ambientales de calidad y de contaminación de acuerdo al Estudio Nacional del Agua, y se plantea el uso de un indicador forestal a partir de la tasa de deforestación, y la medición puntual de metales pesados como mercurio, arsénico y plomo que están asociados a la actividad minera.

En esta reunión estuvieron presentes los supervisores de la orden tal como ordena la sentencia, que son el Instituto Humboldt, WWF y el IIAP. “Esperamos que estas entidades nos den sus apreciaciones al protocolo que se diseñó para luego poder presentarlo a las comunidades para que hagan sus observaciones”, afirmó Guevara.

Tomado de MINAMBIENTE.GOV.CO

Artículo anteriorDisputas entre autoridades debido al relleno sanitario de Bojacá
Artículo siguientecolombianos participan en la protección del ambiente con recursos tecnológicos