En tres días cinco orcas aparecieron varadas en la Costa Atlántica. Tres pudieron ser rescatadas y devueltas al mar, gracias al esfuerzo de biólogos y vecinos que participaron como voluntarios. Otras dos no pudieron resistir y se murieron. Los investigadores están trabajando en los comportamientos.

El primer llamado de alerta llegó a Mundo Marino, avisando que tres orcas se encontraban varadas en Nueva Atlantis, a 50 kilómetros de San Clemente del Tuyú. Un equipo de la Fundación acudió a socorrerlas. Al llegar al lugar se encontraron con un solo animal en una situación crítica.

Como la orca se encontraba apoyada sobre uno de sus laterales, se procedió a enderezarla para evitar que el espiráculo quedara debajo del agua y pudiera ahogarse.

Las maniobras llevaron casi 20 horas y, a pesar de que por momentos se pensó que sus probabilidades de sobrevivir eran ínfimas, la orca se recuperó y logró nadar mar adentro.

Otras dos aparecieron muertos en las playas de Villa Gesell y Mar de Ajó. Se especula que son los otros dos que fueron alertados por los vecinos en Nueva Atlantis.

Artículo anteriorEl Parque Eólico Arauco estará finalizando la nueva etapa de ampliación para marzo 2019
Artículo siguienteEstudiantes de Medellín crearon lavadora que funciona con energía solar