Archivo

El Protocolo Verde se amplía gracias a la integración de otros segmentos financieros de Colombia que buscan apoyar aún más los esfuerzos del Gobierno Nacional de avanzar hacia una economía baja en carbono y resiliente al clima: “La banca de inversión también tiene que unirse y jugar un papel importante por esa razón hoy se está involucrando en este mecanismo que nos permitirá capitalizar recursos y lograr todas las metas que nos hemos planteado”, explicó Willer Guevara Hurtado, viceministro de Políticas y Normalización Ambiental del Ministerio de Ambiente.

Durante el segundo Congreso de Sostenibilidad se realizó el lanzamiento de este acuerdo ampliado que ahora contará con el apoyo de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), la Asociación de Comisionistas de Bolsa (Asobolsa), Asofiduciarias y Asomicrofinanzas, escenario que denota el rol estratégico de las instituciones financieras no sólo como movilizadoras de flujos de recursos, sino también, como multiplicadoras de mejores prácticas para el desarrollo económico, social y ambiental con sostenibilidad.

Por su parte Santiago Castro, presidente de la Asociación de Entidades Bancarias y Financieras (Asobancaria), “el sector financiero desempeña un rol esencial en la construcción de las metas establecidas por el Gobierno Nacional en crecimiento verde, lo que implica asumir una posición proactiva frente a las necesidades de financiación, así como el hecho de que la identificación de riesgo de los impactos en cuestión ambiental y social, genere unos proyectos que dan lugar al crecimiento económico de nuestro país”.

A través de cuatro líneas de trabajo del Protocolo Verde como productos y servicios verdes, ecoeficiencia, riesgos ambientales y sociales y reporte y divulgación de resultados, el Gobierno nacional integra las nuevas condiciones que exige el país en un escenario de postconflicto, es por esto que el sector financiero, en particular las instituciones financieras, tienen un rol estratégico

Finalmente, Isabel Mantilla, directora de sostenibilidad y educación financiera de Asobancaria aseguró que la asociación bancaria ha sido uno de los vehículos escogidos para el cumplimiento de metas nacionales a través de las estrategias consignadas en el Protocolo Verde, lo que ha permitido “la promoción de políticas que nos lleven a hacerle frente al cambio climático. Dentro de nuestras estrategias tenemos: el análisis de riesgos ambientales y sociales y la innovación financiera. De hecho tenemos un proyecto muy ambicioso que se llama Pilotos de Innovación Financiera que busca atender el reto climático y proyectos que le apunten a la mitigación y adaptación al cambio climático y a la ecoeficiencia”.

El Protocolo Verde es un acuerdo entre el Gobierno Nacional y el sector financiero que busca aunar esfuerzos para promover el desarrollo sostenible del país y trabajar por la preservación ambiental y el uso sostenible de los recursos naturales.

 

 

 

 

Tomado de: Pagina Web – MinAmbiente

Artículo anteriorPRESIDENTE DESTACA DIVIDENDOS AMBIENTALES QUE DEJA LA PAZ AL PAÍS.
Artículo siguienteAMÉRICA LATINA SE UNE PARA PROTEGER A SUS LÍDERES AMBIENTALES.